ABORTO: UNA REVOLUCIÓN CULTURAL ANTICRISTIANA “DE MANUAL”

Cultura Sábado 10 de Noviembre de 2018

9_bebemiedo2.jpg

El manual presentado por la filial local de la Federación internacional de Planificación Familiar (IPPF, por su sigla en inglés) recopila las prácticas del periodismo abortero e induce al resto de los medios a adoptarlas. Subvierte el lenguaje para provocar cambios sociales que decanten finalmente en una ley. Una revolución cultural anticristiana “de manual”.

INSTRUCCIONES PARA MANIPULAR EL LENGUAJE EN LOS MEDIOS. 

Derecho al aborto: recomendaciones para una cobertura periodística sin estigma”, se llama el manual que acaba de lanzar Casa Fusa.

“RECOMENDACIONES PARA LA COBERTURA PERIODÍSTICA”:

  •  Evitar el uso de las palabras niño o bebéDecir “embrión o feto”. “No es un bebé. Mucho menos un niño”.
  • “No mencionar a los que practican abortos como ‘abortistas’ o ‘aborteros’”, tiene “connotaciones negativas”. Usar “proveedor de servicios de abortos o proveedor de servicios de salud. Ejemplo negativo: “La radiografía del aborto en San Juan” (Tiempo de San Juan, 12/06/2018).
  •  “No usar términos como objetor de conciencia” que “puede transmitir la idea de que quienes practican abortos son personas que no actúan a conciencia”. Lo ideal sería “profesional que obstaculiza el acceso a un aborto”.
  •  Prescindir de las palabras “madre” o “padre” durante un embarazo.  Porque implica “que el feto es un niño”. Es “preferible” usar “mujer embarazada, persona gestante, pareja de la mujer embarazada, pareja de la persona gestante”. Ejemplo: “Polémica por un aborto no realizado: ‘La madre corría un altísimo riesgo’” (El Litoral, 21/08/2018).

  • “Evitar criminalizar a las mujeres y sus decisiones”No usar frases como “sacarse de encima al bebé” o “deshacerse del bebé”. Se sugiere “interrumpir el embarazo”.
  • No son pro-vida: son anti-derechos”. “Pro-vida” o “pro-familia” son términos que “transmiten la idea de que quienes apoyan el acceso al aborto seguro y legal están en contra de la vida”. “Recomendamos usar términos alternativos para aclarar que se hace referencia a las personas que se oponen a la práctica del aborto”. Y sugerimos el uso de palabras como “anti-aborto” o “anti-derechos”. Ejemplo: “Una fundación “Pro Vida” denunció a una mujer por un supuesto aborto y amenazaron con escracharla en el trabajo” (TN, 25/07/2018).
  • “Es mejor hablar de personas ‘pro derecho’ y no de ‘pro aborto’”. La recomendación es hacer hincapié en el “derecho de la mujer a elegir”, y no en el aborto mismo.
  • “Negar un aborto, ¿qué derechos afecta?” Derecho a la salud (a la atención sanitaria) ... derecho a decidir si tener hijos o no, cuándo y con qué intervalos”. “Es imprescindible que las coberturas periodísticas puedan poner el foco también en esta violación a los derechos cuando se informa sobre el tema”.
  • “No es lo mismo un aborto ilegal que un aborto inseguro o peligroso”“Los abortos ilegales son aquellos que no cumplen con el marco legislativo del país”. Sin embargo, “pueden ser abortos practicados de forma segura por parte de un proveedor capacitado o por una mujer con acceso a medicamentos de alta calidad”.
  • “El derecho a la intimidad: nunca ponerlo en juego”“Al difundirse los datos de cuándo y dónde se realizará la interrupción legal del embarazo, se puede dar lugar a manifestaciones de grupos contrarios al aborto”. Ejemplo: “Hospital Rivadavia: se realizó un aborto que un piquete ‘pro vida’ no pudo frenar”.
  • “Por qué hablar de ‘personas gestantes’ y no sólo de mujeres embarazadas”. “Es recomendable incluir una perspectiva que tenga en cuenta a las personas que no son mujeres, pero tienen capacidad de gestar como ocurre, por ejemplo, con los varones trans”.
  • “Incluir información actualizada sobre la práctica del aborto ayuda a eliminar mitos”.“Recomendamos usar información actualizada sobre prácticas, procesos y servicios locales relacionados con el aborto”. “Esto puede contribuir a combatir el mito de que todo aborto es inseguro”.
  • “El valor de las historias en primera persona”. “Para quienes no tienen la experiencia del aborto, estas historias pueden ayudar a comprender que el aborto es parte de la vida cotidiana de las personas y no simplemente un tema abstracto”.
  • “Mencionar las fuentes: clave para una información de calidad”. Es recomendable incluir el número o tasas de mujeres que han tenido abortos en el país; descripciones. “Tener en cuenta un hecho importante: las estimaciones sobre el aborto, en general, pueden estar basadas en subregistros”.
  • “Los juicios de valor no deberían tener espacio en la cobertura periodística”. “Las noticias no pueden incluir una mirada moralizante ni estigmatizante”.

“CÓMO USAR IMÁGENES QUE NO GENEREN ESTIGMA”

Ø  Evitar “imágenes de personas en un avanzado estado de embarazo”. Usar “fotos de mujeres que pueden interrumpir voluntariamente el embarazo y que representen diferentes perfiles: edad, ingresos económicos, con hijos o no, etc”.

Ø  Evitar la exposición pública no deseada. “Recomendamos no poner sombras ni ocultar el rostro de una mujer porque podemos transmitir la sensación que el aborto es algo que causa vergüenza o culpa”. “Usar un dibujo realista de una mujer es una buena alternativa y permite que el receptor se identifique con la persona mostrada”.

Ø  “Las personas gestantes que deciden interrumpir un embarazo atraviesan diferentes estados emocionales: no todas están alteradas, tristes o con miedo por la situación. Mostrar personas en esos estados puede reproducir la idea de que el aborto es siempre una situación traumática”. Recomendamos usar imágenes con personas con expresiones ‘neutrales’. Ejemplo negativo de imagen: “Riesgos del aborto inducido” (Panamá América, 23/07/2018).

Ø  “No todos los abortos ocurren en centros de salud”. “Incorporar a los informes fotos de hospitales, clínicas, camillas, profesionales de la salud, etc, no siempre es acertado”. “Es preferible mostrar personas en situaciones cotidianas (en su casa o con amigos, por ejemplo)”.

Ø  “Evitar fotos de bebés o fetos de varias semanas”Contribuye “a desdibujar el foco de la noticia, que siempre debe estar puesto en la persona que experimenta el aborto y no en el embarazo”. Ejemplo negativo: “Lo que prefieren callar acerca del aborto” (La Prensa, 15/07/2018).

Ø  “Que las imágenes diferencien las prácticas inseguras de las que no lo son”. No transmitir que “el aborto es una experiencia ‘miedosa’ y/o ‘peligrosa’”. Ejemplo negativo: “Mujer que trabajó abortando devela lo que las clínicas abortistas esconden por dinero” (AIM, 4/07/2018).

Fuente: NOTIVIDA

Dejá tu comentario