UN ACTIVISTA DE LOS DERECHOS HUMANOS ASESINADO

Difusión Sábado 8 de Septiembre de 2018

6_forodepazcongo.jpg
Foro por la paz en el Congo

Kinshasa (Agencia Fides) - “Los defensores de los derechos humanos de Uvira y Fizi, en Kivu del Sur, están horrorizados por el brutal asesinato de su colega Masumbuko Birindwa, un experimentado activista pro derechos humanos”, asegura un comunicado enviado a la Agencia Fides por el CEADHO (Centro para la Educación, la Animación y Defensa de los Derechos Humanos) de Uvira, en Kivu del Sur, este de la República Democrática del Congo.

Según el comunicado, el 21 de agosto Birindwa había ido a Luberizi para asistir a una reunión para la liberación de los cuatro cooperantes secuestrados el 20 de agosto en la misma zona. De vuelta a casa, Birindwa fue secuestrado; su cuerpo sin vida fue encontrado 6 días después. “Esta tragedia horrible ha aumentado la lista de negra de los defensores de derechos humanos asesinados en Kivu del Sur, especialmente en Uvira y Fizi”, dice el comunicado, que denuncia que “los defensores de los derechos humanos son constantemente víctimas de amenazas de muerte, que afectan a su vida normal así como la de sus familias, hasta el punto de que muchos se ven obligados a solicitar asilo temporal en el extranjero”.

El CEADHO recuerda que varios activistas pro derechos humanos “fueron secuestrados por personas no identificadas, o algunas veces por personal de las fuerzas del orden público y de seguridad. De algunos se halló su cuerpo sin vida, otros han desaparecido para siempre. Hay algunos más afortunados que han sobrevivido a intentos de asesinato pero con graves heridas”.

Al principio, las amenazas se utilizan para presionar a los defensores de los derechos humanos e intimidarlos para que detengan sus actividades. Las amenazas a menudo son anónimas, se envían por teléfono y a través de mensajes de texto y redes sociales (Facebook, Messenger, Wathsapp, Imo, Viber ...) o rara vez con mensajes escritos a mano. Si las amenazas no son suficientes para hacer que el activista desista, entonces se pasa la violencia física. Las ONG de Uvira y Fizi siguen denunciando la intimidación y la violencia frente a la opinión pública nacional e internacional, pero a menudo no se las escucha. 
(L.M.) (Agencia Fides 4/9/2018)

Fuente: AGENZIA FIDES

Dejá tu comentario