¡Escuchen!

Editoriales Jueves 8 de Noviembre de 2012

0_cacerolazo-cordoba.jpg
Cacerolazo en Córdoba

El soberano ha hablado. Millones de argentinos se autoconvocaron espontáneamente en todo el país. Si bien no es una cuestión matemática, la suma de las múltiples motivaciones, indican como resultado que el gobierno (en realidad los políticos) no han hecho nada bien.

Seguramente todos los políticos -gobierno u oposición-, se van a equivocar cuando analicen esta fabulosa demostración de millones de argentinos que se han puesto de pié, finalmente.

Se van a equivocar, por que están acostumbrados a ser parte de una argentina de la imposición y el negociado, de los intereses personales y no del bien común, de los 'acuerdos' políticos a espaldas de la Constitución y de las Leyes justas; de mucha 'democracia' y poca República; de una justicia con minúscula, totalmente sometida a las ideologías de turno; de reírse de la gente y de la opresión del pueblo.

La cosa está cambiando y los políticos de toda laya, deben empezar a utilizar los OÍDOS (que son dos) y cerrar la boca (que es una) al momento de MENTIR a la gente que los vota.

Ya nadie les cree y es esa, justamente, la tremenda inseguridad que vivimos los argentinos. Estamos inseguros por las grandes mentiras y falacias que tratan de imponer totalitariamente, riéndose de la Constitución y de las leyes que en su consecuencia se dictaron.

No hay Justicia sin Verdad. No hay República sin Justicia independiente. Y no la hay, por que mienten y difaman, por que son una máquina de crear enemigos y antinomias; por que tratan de imponer la muerte en lugar de celebrar la vida y hacer que los argentinos estemos seguros y orgullosos de nuestros representantes.

Todos, algunos más u otros menos, cuidan sus sillones y viven del Estado desde 1983 o antes. Todo lo que sale de sus bocas, son mentiras y justificaciones. Nunca una solución inteligente. Levantan la mano sin saber ni siquiera de que se trata lo que están votando. Los jueces responden a mandatos ideologícos más que a las leyes. Tienen prostíbulos y se atreven a levantar el dedo acusador hacia terceros. La mayoría de ellos, ha dado el paso más grande en contra de la naturaleza y pretendemos que sean honestos.

Repetimos: la suma de todos los carteles y consignas personales, indican que el gobierno NO HA HECHO NADA BIEN y que sus mentiras están siendo descubiertas.

En la sobervia del poder, no quieren escuchar. No quieren dar brazo a torcer y se escudan en un 54% que, a la luz de todas esas mentiras, seguramente también es engañozo. El cacerolazo indica otra cosa.

¡¡¡ESCUCHEN!!!

Autor: Propio

Dejá tu comentario