PAKISTÁN - El primer ministro Imran Khan garantiza la protección de las minorías religiosas.

INTERNACIONALES Jueves 1 de Agosto de 2019

18_imran-khan2.jpg
Primer ministro Imran Khan

Karachi (Agencia Fides) - “El discurso del primer ministro Imran Khan es muy alentador y da nuevas esperanzas a las minorías religiosas que viven en Pakistán. Incluso en el pasado, los líderes políticos dieron mensajes también tranquilizadoras, pero no produjeron resultados concretos."

Son las palabras del obispo Samson Shukardin OFM, jefe de la diócesis católica de Hyderabad, en una entrevista con la Agencia Fides. “Nacimos y crecimos en Pakistán pero todavía no tenemos los mismos derechos, y esta es la triste realidad. Espero y rezo para que el Primer Ministro realmente pueda poner en práctica lo que ha declarado ya que como minoría religiosa en Pakistán necesitamos proteger a nuestra gente y nuestros lugares de culto”. El obispo franciscano aprecia esta buena fe del gobierno liderado por Imran Khan en beneficio de las minorías religiosas.

En su discurso en la reunión celebrada el 29 de julio en la Residencia Presidencial en Islamabad para celebrar el Día de las Minorías del 11 de agosto, Imran Khan destacó que los musulmanes tienen la obligación de “proteger a los ciudadanos de las minorías religiosas y garantizar el ejercicio de sus derechos fundamentales, como la libertad y la no discriminación legal. “Debemos aprender de la época de Medina, hace 1400 años, cómo nuestro Profeta Muhammad trataba a las minorías que viven en el estado. Debemos seguir los pasos del profeta Mahoma con las minorías, cuando promovió un modelo de convivencia social que garantizó la solidaridad, los derechos, la humanidad y la justicia para todos”.

Imran Khan indicó que en el Islam no es concebible una práctica comparable a las conversiones forzadas, ya que “Dios le pidió a sus mensajeros que difundieran el mensaje, pero adherirse a él y convertirse en un creyente responde solo al libre albedrío de la persona. No podemos obligar a nadie a aceptar el Islam bajo amenazas o persecución, u obligar a las mujeres pertenecientes a minorías a convertirse después de haberlas secuestrado. Tales actos no pueden considerarse de ninguna manera compatibles con el Islam. Quienes tratan de convertir a las personas por la fuerza sometiéndolas a amenazas, demuestran que no comprenden las enseñanzas islámicas”.

El primer ministro también reiteró su objetivo de construir un verdadero estado de derecho en Pakistán: “Si tenemos un estado de derecho la mayoría de nuestros problemas se resolverán”. Quiso tranquilizar a los miembros de minorías religiosas recordando que “es responsabilidad de los gobiernos protegerlas y hacer que se sientan ciudadanos de este país, con los mismos derechos y dignidad que los demás. Les aseguro que nuestro gobierno no solo les protegerá, sino que también se encargará de fomentar sus lugares de culto”.

El padre Bonnie Mendes, un sacerdote católico de la diócesis de Faisalabad, señala que “el gobierno de Imran Khan afirma que quiere hacer de Pakistán un estado social islámico moderno. También se ha destacado que el gobierno trabajará para lograr estos objetivos y para garantizar a las minorías religiosas la plena ciudadanía. Espero que el gobierno cumpla con sus promesas. Y tendrá que intervenir con fuerza contra aquellos que están presionando para que los miembros de minorías religiosas se conviertan”

Fuente: AGENZIA FIDES

Dejá tu comentario