Franciscanos Capuchinos Menores: “La verdadera grandeza es hacerse pequeños y servidores”

Sociedad Viernes 14 de Septiembre de 2018

6_capuchinos-papa.jpg

“La verdadera grandeza es hacerse pequeños y servidores”. El Santo Padre ha animado a los Frailes Menores Capuchinos a seguir esforzándose por vivir vivir las relaciones y la actividad religiosa en la “gratuidad, la humildad y la mansedumbre”, realizando así con “gestos concretos y cotidianos” la “menoría” que caracteriza a los seguidores de Francisco.

A las 12:50 horas en la Sala Clementina del Palacio Apostólico, el Santo Padre Francisco ha recibido en audiencia a los participantes en el 85° Capítulo General de la Orden de los Frailes Menores Capuchinos, en curso en Roma, en el Colegio Internacional San Lorenzo de Brindisi, del 27 de agosto al 16 de septiembre de 2018. El Papa ha pronunciado un discurso improvisado.

La “menoría” de estos Frailes Capuchinos un “don precioso” y “de gran necesidad para la Iglesia y para la humanidad” de nuestro tiempo –ha dicho el Pontífice–. Así actúa el Señor: “hace las cosas simplemente”, ha anunciado.

El Santo Padre, y ha destacado la “consagración total a Dios” hasta el martirio, cuando es requerido, la “vida sencilla” entre la gente, la “sensibilidad hacia los pobres”, y el “acompañamiento espiritual” como cercanía y humildad que nos permite acoger a todos.

La “alegría del Evangelio” –les ha exhortado– que fascinó irresistiblemente al Pobrecillo de Asís, sea la “fuente de vuestra fuerza” y ​​de “vuestra constancia” porque con la referencia a la Palabra de Jesús todo aparece con una nueva luz, la del amor providencial de Dios.

Asimismo, Francisco ha recordado a los capuchinos cuantos “testigos valientes de Cristo y del Evangelio” de su Orden han sido proclamados santos y beatos. “En el surco de este estilo de vida, caminad animados por un renovado celo para adentraros, con libertad profética y sabio discernimiento”.

Publicamos a continuación el discurso que el Santo Padre había preparado y ha entregado a los presentes en el curso del encuentro:

Fuente: ZENIT

Dejá tu comentario