LAS FIESTAS, LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO Y LAS DENUNCIAS FALSAS

Sociedad Miércoles 13 de Diciembre de 2017

0_ni-ollorando1.jpg
Los efectos claros de las denuncias falsas

Muy lamentable la noticia que deslizaron en los programas matutinos de radio y televisión de la Universidad Nacional de Córdoba, referidos a que los juzgados de familia y el departamento del poder ejecutivo dedicado a Violencia Familiar (sólo contra la mujer, en realidad), se encuentran colapsados por la cantidad de denuncias en contra de los padres de los hijos de las denunciantes.

Como ya se ha demostrado hasta el cansancio, la casi totalidad de las denuncias resultan finalmente falsas, no se investigan ni arriban a una sentencia definitiva, pues son efectuadas para que los padres no puedan tener acceso a sus hijos.

Esta vergonzosa práctica, resultan en algunos casos, más grave aún: Se priva de libertad a los hombres por violencia y eso –por esa falta de definición- puede llegar a mantenerlo detenido durante las fiestas de fin de año o, aún peor, en la Feria Judicial de Enero.

La prensa, convenientemente aleccionada –cuando no intencionalmente adherida a esta verdadera injusticia- insiste en condenar a quienes sólo están denunciados.

Hemos vivido en nuestras familias, la aberración jurídica y anticonstitucional de la Ideología de Género en los Juzgados de Familia, y ciertamente resulta casi imposible oponerse a una estructura judicial que incluye la complicidad del Estado (en todos los poderes) tanto como el silencio de abogados que viven de la desgracia y sufrimiento de los niños y de los padres.

Esta Ideología de Género, condenada profusamente por la Iglesia Católica, ataca a la Familia, pero ofende principalmente la intimidad de los niños que no pueden ver a sus progenitores.

Hemos publicado diversos artículos que se refieren a esta manifestación claramente satánica. Recomendamos la lectura del libro “El Libro Negro de la Nueva Izquierda”; o la infinidad de publicaciones y eventos en los que han participado en toda América, los coautores del citado libro: Agustín Laje y Márquez.

Lo grave y lamentable es la gran infiltración de esta perversión y antijuricidad en los Juzgados de Familia.

Realmente debemos esforzarnos por pedir a Dios y a su Santa Madre, nos ayuden a confrontar con esta perversa forma de destruir y alterar a personas y familias. Sólo con esa Ayuda, tendremos alguna posibilidad.

Recomendamos ver este enlace: 

https://www.facebook.com/IdeologiaDeGeneroNoVaLatino/videos/1574734192590962/

Autor: Luis F. Ferreyra Viramonte - Director

Dejá tu comentario