Lesbianas asesinan a hijo porque no pudieron convertirlo en niña

Sociedad Jueves 20 de Junio de 2019

16_lesbianas-homicidas.jpg
Rosana Cândido y Kacyla Pessoa

Una pareja de lesbianas en Brasil asesinó a su menor hijo de nueve años, a quien un año antes le amputaron el pene porque querían “convertirlo” en una niña.

El asesinato a sangre fría, informa el diario español El Mundo, lo cometió una pareja de lesbianas formada por Rosana Cândido, de 27 años y madre del menor, y Kacyla Pessoa de 28 años.

Las mujeres apuñalaron a Rhuan Silva mientras dormía. Esto ocurrió un año después que Rosana Cándido le amputó el pene para “convertirlo” en niña, siguiendo las instrucciones de un video de internet.

La policía detuvo a las asesinas y según las investigaciones ambas vestían al pequeño con ropa de niña y le dejaron el pelo largo, a pesar que el niño se resistía. Al ser arrestadas reconocieron el crimen y señalaron que el niño era una carga para su relación de pareja.

Rosana Cándido, refiere El Mundo, llegó a decir que sentía "odio" por el niño porque le recordaba a su padre, que la había maltratado en el pasado.

El diario argentino Clarín informó que la detención de las mujeres se dio el pasado 1 de junio y que podrían ser condenadas a 57 años de cárcel por asesinato agravado. Según el periódico, ninguna mostró arrepentimiento.

Damares Alves, ministra de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos de Brasil, se mostró "conmocionada" por el caso y prometió trabajar para evitar este tipo de violencia. “Quiero saber dónde la red de protección falló. Solo con la participación de todos vamos a cambiar la realidad de los niños del país”, dijo la funcionaria en su cuenta de Twitter.

“No todos los casos de parejas lesbianas terminan como este drama. Pero lo que no se puede negar es que cuando se acepta que el concepto ‘género’ define la identidad como autopercepción de manera independiente a las condiciones biológicas, se abre las puertas a que las personas lleguen a estos extremos, dijo Carlos Polo, director de la Oficina para América Latina del Population Research Institute (PRI), en declaraciones a ACI Prensa.

“Muchos grupos LGTBI (lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales) y feministas tienen un mensaje muy violento contra los hombres. Para estos grupos, todo lo masculino es malo y opresor por naturaleza, de tal manera que las mujeres están justificadas de combatir y eliminar todo rastro de masculinidad del mundo”, denunció el líder profamilia.

“Estas mujeres lesbianas se autopercibían en su mundo feliz sin la presencia de hombres. Es evidente que una buena parte de este mensaje llevó a estas mujeres a considerar que la resistencia del niño a ser ‘una mujer’, como ellas querían, era ‘una carga para su relación de pareja’, y así lo afirmaron en su confesión ante la policía”, lamentó.

Carlos Polo también explicó a ACI Prensa que “quien puso a un niño a su cuidado no se percató de lo que pasaba por la mente de estas mujeres, quizás cegado por la corrección política del discurso feminista o LGTBI”.

“Cortarle el pene, acuchillarlo y finalmente asesinarlo son las trágicas consecuencias de un pensamiento radical que no reconoce ningún orden objetivo y quiere imponer su subjetividad a los demás. A este le hemos llamado ‘dictadura del capricho emocional’ y lamentablemente es una de las características de nuestro tiempo”, concluyó Polo.

Por su parte, Jesús Magaña, presidente de la plataforma Unidos por la Vida en Colombia, dijo a ACI Prensa que “es realmente terrible esta noticia. Nos muestra este crimen lo que sucede cuando se lleva a sus últimas consecuencias el deseo y la subjetividad que subyace en la base de la ideología de género”.

Esta ideología, explicó Magaña, “justifica cualquier tendencia dependiente solo del deseo del sujeto diciendo que si alguien se opone a ese deseo por más absurdo que sea se está discriminando, atentando contra la igualdad y contra la libertad”.

“La no aceptación de nuestra naturaleza, de nuestra corporeidad, de nuestra sexualidad es una grave violencia contra nuestra naturaleza que se traduce en una violencia destructora especialmente contra los más frágiles e indefensos, lamentó.

Finalmente Magaña indicó a ACI Prensa que “es urgente proteger la naturaleza y dignidad de la persona humana y superar estas visiones empobrecedoramente destructivas de la ideología de género”.

Fuente: ACIPRENSA

Dejá tu comentario