“Los argentinos tenemos vocación de irresponsabilidad”

Sociedad Miércoles 6 de Junio de 2018

0_democracia-cristiana.jpg
Declaraciones en la Legislatura porteña

Buenos Aires (AICA): “Pareciera que los argentinos tenemos voluntad de irresponsabilidad”, expresó el presidente del Partido Demócrata Cristiano de la Capital, doctor Carlos Leonel Traboulsi, al señalar que queremos lograr la confianza de los inversores y la señal que damos con el aborto es “el mensaje claro y rotundo de que en la Argentina las leyes sólo se aplican para los temas políticos que las mayorías o los gobiernos de turno decidan, mas no es la ley fundamental (léase la Constitución Nacional) la que garantiza la seguridad jurídica”.

“Pareciera que los argentinos tenemos voluntad de irresponsabilidad”, expresó el presidente del Partido Demócrata Cristiano de la Capital, doctor Carlos Leonel Traboulsi, al señalar que queremos lograr la confianza de los inversores del mundo, y la señal que damos al abrir un debate en miras al dictado de una ley de aborto es “el mensaje claro y rotundo de que en la Argentina las leyes sólo se aplican para los temas políticos que las mayorías o los gobiernos de turno decidan, mas no es la ley fundamental (léase la Constitución Nacional) la que garantiza la seguridad jurídica”. 

Traboulsi expuso en el Foro Defendamos las Dos Vidas, realizado el viernes 1° de junio en la Legislatura de la Ciudad, lo que había preparado para hablar en el Congreso de la Nación y contó que fue censurado. Estaba anotado oficialmente, dos veces lo llamaron para que fuera a exponer y poco antes cada vez le avisaron que no podría hacerlo. 

El Foro reunió a más de veinte expositores, con el lema “No hay acto de mayor discriminación, ni de mayor violencia, que decidir quién vive y quién no”. Lo abrió la legisladora porteña Carolina Estebarena y contó con el auspicio de Médicos por la Vida (varios de cuyos integrantes hablaron) y la Federación de Círculos Católicos de Obreros. 

“Si el bien jurídico tutelado que encabeza la pirámide de derechos en nuestro sistema legal, que es la “Vida”, es objeto fácilmente de debate sin previa modificación de la Carta Magna, qué le puede quedar a los inversores de capitales con la garantía de resguardo de los mismos. Esto y decir que vengan “ a suerte y verdad” a invertir a la Argentina es lo mismo”. 

Señaló que una ley de aborto implica que el Estado se lave las manos en su obligación de brindar salud a lo largo y a lo ancho de nuestro territorio para evitar que haya mujeres en situación de vulnerabilidad, antes de arribar a la más sencilla que es sacar del medio a lo que algunos llaman problema, o creer que se lo sacan, asesinando a los niños y niñas por nacer para cuidar la vida de la madre. 

Afirmo que el Congreso debiera dar una clara señal de respeto a la ley fundamental, para que en su cumplimiento se garantice la vida de todos: las mujeres y los niños y niñas por nacer, dando herramientas al Ejecutivo para llevar adelante políticas activas en ese sentido. “Defendamos las dos vidas, es cuestión de coraje, sólo los valientes están dispuestos a ello”, concluyó. 

“No se pueden escudar en los pobres” 

“No se pueden escudar en los pobres para violar la Constitución”, afirmó a su vez el doctor Roberto Castellano, presidente de la ONG Pro-Vida. Expresó que la Constitución garantiza el derecho a la vida de toda persona desde su inicio en la concepción. Y recordó que el Código Civil del año 2015 en su artículo 19 dice que el comienzo de la persona humana es a partir del momento de la concepción. “Por lo tanto –dijo-, aunque lo exija el FMI, el Banco Mundial o las cadenas de clínicas abortistas nucleadas en la IPPF (Casa Fusa, en la Argentina) la legalización del aborto viola la Constitución nacional, el Código Civil y el Código Penal."

El rabino Fishel Szlajen estimó que al hablar de derecho a manipular el propio cuerpo se manipula la realidad, porque el embrión no es un órgano más de su madre, es un ser humano por nacer. Invitó a reflexionar y no hacer una sociedad donde los individuos se desentiendan de la responsabilidad de sus acciones. El doctor Pedro Andereggen advirtió que aunque se presenta como despenalización el proyecto implica en realidad la legalización del aborto y la médica Ana Maria Parini se refirió a distintas acciones que se han ido dando impulsadas por organismos internacionales como sugerir que se saque el día de la madre. 

Entre otros expusieron también la actriz Gisela Barreto, los médicos Fernando Secin, Susana Nievas y Raquel Bolton, el periodista Mariano Obarrio, la licenciada en ciencias políticas francesa Segolene du Closel. Hubo varias mesas sobre “Origen del aborto en la modernidad”, “El Big Bang de la vida”, “Argentina apuesta al futuro”, “Periodistas y comunicadores” y “Derecho y Bioética”

El doctor Rafael García Mansilla precisó también que no estamos discutiendo la despenalización, sino su legalización. De la no punibilidad de un delito por distintas causas no se puede derivar un derecho a matar, puntualizó. Recordó los preceptos constitucionales: “Si tomamos en serio la Constitución Nacional, las leyes y las convenciones internacionales, tal como fueron adoptadas por la Argentina, jurídicamente es imposible establecer el aborto”.

“Lo puedo hacer de hecho pero no de derecho”, concluyó.+ 

Fuente: AICA

Dejá tu comentario