Pakistán: Arrestado el islamista que organizó las protestas contra Asia Bibi

Sociedad Lunes 26 de Noviembre de 2018

9_islamistadetenido.jpg
Khadim Hussain Rizvi

(ZENIT – 26 nov. 2018).- La policía de Pakistán arrestó a Khadim Hussain Rizvi, líder del partido radical islámico Tehreek-e-Labbaik Pakistán (TLP), que organizó la protesta violenta que paralizó a la nación, según la Agencia de Noticias Fides el 24 de noviembre de 2018.

El arresto se produce tras la absolución de Asia Bibi, una mujer cristiana que había sido condenada a muerte por presunta blasfemia. Rizvi había anunciado una nueva ola de protesta el 25 de noviembre para “rendir homenaje a los mártires de su partido”.

Al comentar sobre el arresto, el Ministro Federal de Información, Chaudry Fawad Hussain, dijo: “Mantener el orden público en el país es responsabilidad del estado y no permitiremos que nadie lo destruya”.

Khadim Hussain Rizvi había amenazado públicamente y emitido un fatwa (decreto religioso) contra los magistrados de la Corte Suprema que absolvieron a Asia Bibi.

“Asia Bibi fue falsamente acusada. El estado es responsable de salvaguardar las vidas de los ciudadanos. El caso de Asia Bibi no debería haber durado tanto. Es deber del estado garantizarle una protección completa”, dijo Saqib Nisar, presidente de la Corte Suprema de Pakistán, magistrado principal que presidió el panel de jueces que absolvió a Asia Bibi el 31 de octubre.

El juez se dirigió a los miembros del Parlamento británico durante una reciente visita a Londres con estas palabras: “Cada caso judicial es independiente: no hay un caso de alto perfil o de bajo perfil. En Pakistán, la reforma judicial tiene la más alta prioridad: se necesitan medidas para reducir las demoras en la administración de justicia”, y agrega que “la corrupción es uno de los problemas más importantes”.

El análisis del caso de Asia Bibi en el tribunal se retrasó varias veces debido a la presión de los grupos militantes islámicos. Los jueces, en juicios de tres niveles, recibieron amenazas y algunos de ellos se negaron a fijar una fecha para la audiencia.

Sabir Michael, un activista católico de derechos humanos, dijo a Fides: “Apreciamos los esfuerzos del Presidente de la Corte Suprema en el caso de Asia Bibi: Nisar –presidente de la Corte Suprema de Pakistán– espera que no haya demoras y que la justicia se administre rápidamente. El retraso en la justicia es la muerte de la justicia. El estado de derecho debe prevalecer sobre todos los grupos fundamentalistas y sobre sus presiones”.

Asia Bibi, absuelta el 31 de octubre, se encuentra ahora en Pakistán en un lugar seguro por orden de la Corte Suprema. Su liberación creó una situación tensa en todo el país.

El fallo de 56 páginas publicado por el Tribunal Supremo y firmado por Saqib Nisar, que sanciona la absolución de Asia Bibi, señala los siguientes motivos que llevaron a la absolución:

– El incidente de presunta blasfemia ocurrió el 14 de junio de 2009, pero la primera denuncia (primer informe de información) se registró el 19 de ese mismo mes, cinco días después. Este retraso, según la jurisprudencia penal, es indicativo de una conspiración.

– Las dos mujeres testigos presenciales del caso, que se pelearon con Asia Bibi, dijeron que Asia Bibi expresó comentarios blasfemos contra el profeta Muhammad en presencia de otras 25-30 mujeres, pero ninguna otra mujer compareció ante el tribunal para apoyar la acusación.

– Una mujer testigo dijo en una declaración que la disputa no estaba relacionada con una fuente de agua potable; mientras que en otras declaraciones sostuvo esto: hay una clara contradicción.

– Testigos presenciales informaron que 1.000 aldeanos estaban presentes en la asamblea pública, celebrada en presencia de imanes locales, para acusar a Asia Bibi; otros hablan de 100 personas, refiriéndose a otro lugar: también hay versiones contradictorias sobre la duración de este montaje.

La Corte, observando muchas inconsistencias, decidió que “la culpa de Asia Bibi no puede afirmarse más allá de toda duda razonable” y, por lo tanto, absolvió y ordenó la liberación de la mujer.

Fuente: ZENIT

Dejá tu comentario