SENADORES DEL PARAGUAY SE DECLARAN PROVIDA Y PROFAMILIA

Sociedad Domingo 24 de Marzo de 2019

13_senadoresdeparaguay2.jpg

La Cámara de Senadores del Paraguay, aprobó un proyecto de declaración por el cual se declara provida y profamilia. La normativa se basa en los artículos 4 y 49 de la Constitución Nacional para rechazar el aborto y el matrimonio igualitario.

Con 24 votos, los senadores aprobaron en general el proyecto “Por el cual se declara a la Honorable Cámara de Senadores por la vida y por la familia”, durante la sesión ordinaria desarrollada este jueves.

El proyecto fue presentado por la senadora liberal María Eugenia Bajac (PLRA), quien explicó que lo único que se busca es defender lo que expresa la Constitución Nacional sobre la vida y la familia, en sus artículos 4 y 49, respectivamente.

El pedido de declaración tiene como fundamento preservar los valores que sustentan la familia como instituto fundamental, defender la vida y estar a favor de la dignidad de todo ser humano sin importar su condición.

Nota relacionada: Legisladora que oró en plenario pide declarar el Senado provida y profamilia

“Yo voy a defender la vida y la familia con vehemencia. Hay principios y valores que hemos perdido, por eso se destruyó la familia. Somos seres espirituales, no podemos limitarnos solamente a la tierra. Salvemos la familia y volvamos a la tradición; cuántos divorcios se van a evitar, cuántas muertes se pueden evitar”, expresó.

Para el senador Salyn Buzarquis (PLRA), hay cierta hipocresía en la propuesta.

Mencionó que si se defiende la vida, presume que eso debería incluir proyectos como el alto impuesto al tabaco, al alcohol y a las bebidas azucaradas, que dañan la salud de la población y que podrían derivar en la muerte.

“No estoy en contra del sector productivo, me parece bien que cada uno defienda lo que crea. Tenemos muchos proyectos que queremos debatir y cuando tengamos que estudiar los proyectos que aumenten el impuesto para ayudar a las familias, queremos ver quiénes son los que apoyan a la vida”, dijo.

A su turno, el legislador del Frente Guasu Hugo Richer recordó que el Estado paraguayo es laico y no se pueden imponer principios morales o valores ligados a una religión. Refirió que si la Cámara Alta se declara en favor de una postura, se transgrede la Carta Magna.

“Nosotros, como Estado, tenemos que proteger a quienes están de acuerdo con esa línea y a quienes no. El Senado no es una iglesia, no es un templo”, cuestionó.

Por su parte, la senadora Esperanza Martínez sostuvo que desde el Congreso Nacional se debe defender el derecho a pensar diferente o a vestir diferente, porque a su criterio eso es lo que va a construir la democracia.

"Vivimos tiempos de intolerancia, años fascistas que vuelven a nuestra región, porque hay sectores que quieren imponer sus posiciones por encima de los demás y los que tienen otras ideas son malas personas, raras y traen malas costumbres", argumentó.

El debate duró horas

El debate del punto tres del orden del día se extendió por varias horas. A su turno, el senador de Paraguayo Cubas, de Cruzada Nacional, también cuestionó el proyecto y dijo no sentirse representado por la familia tradicional.

Abogó por considerar los artículos que defienden el derecho a la igualdad y la intimidad. “Yo no voy a poder ser senador si es que aprobamos esto. ¿Qué pasa con mi hijo que es mormón, porque ellos pueden tener varias esposas, él entonces no se va a poder candidatar”, debatió.

Así mismo, abogó por la igualdad en el derecho a contraer matrimonio entre personas del mismo sexo. “Que se casen los hombres con los hombres. ¿Cuál es el problema?”, preguntó.

En consonancia con la bancada de Frente Guasu, Carlos Filizzola indicó que no era necesaria dicha declaración. “Esto está establecido claramente en la Constitución. La vida y la vida digna”, insistió.

“Acá lo que hay que hacer es cumplir, dejar de declarar, pero no hacer nada o hacer lo contrario. Pregunto si es coherente que la gente provida actúe para no enseñarse (en las instituciones educativas) educación sexual, para que las niñas tengan las herramientas. Todo lo contrario, dejan que las niñas tengan hijos y que haya más abortos”, reclamó.

Nota relacionada: MEC prohíbe utilización de guía sobre educación sexual para docentes

El congresista Sixto Pereira, también del FG, señaló que el debate es un retroceso en una entidad eminentemente política. “Nos quieren meter en un proyecto religioso conservador. Vamos a ver si defienden la vida cuando se vote por la reforma agraria, la política tributaria, la agricultura familiar”, citó.

“Esta es una sociedad hipócrita, doble cara, doble moral. Quién no abortó o no tuvo dos parejas”, dijo entre otras cosas.

Modificación en particular

La senadora Desirée Masi afirmó que el proyecto es una propuesta religiosa y pidió la ratificación de los derechos fundamentales. “Quiero que agreguen a la declaración provida, proreforma agraria, pro anti lavado de dinero, pro vivienda social, y pro todos los derechos garantizados ya en la Constitución Nacional”, solicitó.

Aseguró que la declaración discrimina a las familias conformadas solo por madres o solo por padres. Reprochó a los provida "ser los dueños de las familias" y llamarse "representantes de las familias".

“Dejen de discriminar y hacer sentir mal a las mujeres que crían solas a sus hijos, se pasan ofendiendo a la mujeres”, amonestó.

Una vez aprobado en general el proyecto, Masi pidió que en particular sea modificada la declaración y que además de la familia y la vida se exprese también a favor de la reforma agraria, agricultura familiar, del ambiente, entre otras cosas. Sin embargo la iniciativa no prosperó.

 

Fuente: ULTIMA HORA digital

Dejá tu comentario