UNA MULTITUD RENOVÓ EL PACTO DE FIDELIDAD

Sociedad Lunes 17 de Septiembre de 2018

6_fiestamilagro3.jpg
Salida de la Señora del Milagro

El arzobispo de Salta, monseñor Mario Antonio Cargnello, presidió la misa y procesión por la tradicional Fiesta del Milagro, en la que una multitud renovó el Pacto de Fidelidad con el Señor y la Virgen del Milagro. Renovar el pacto es empezar un tiempo nuevo. Sólo tres consignas: No usar a nuestros hermanos. No robar. No mentir. Y una propuesta: Servir… como el Señor, como la Virgen. Hasta dar la vida”, subrayó.

Frente al Monumento 20 de Febrero, el prelado salteño destacó la presencia de los peregrinos, muchos de los cuales recorrieron cientos de kilómetros para llegar a la capital provincial, y agradeció su “testimonio de fe, fortaleza y fraternidad”. 

Asimismo, se dirigió a los jóvenes: “Muchas gracias porque han sido verdaderos protagonistas de este Milagro, como peregrinos, como servidores, como fieles discípulos misioneros”

Monseñor Cargnello expresó su preocupación por la situación social del país y mencionó: “No agrada al Padre Dios la miseria, el abandono y la exclusión en la que viven tantos hermanos nuestros. Los creyentes experimentamos la invitación provocadora de Dios a suprimir las graves desigualdades sociales y las enormes diferencias en el acceso a los bienes. La vida solo se desarrolla humanamente en la comunión fraterna y justa", sostuvo. 


Sobre el tema de la educación, pidió "ayudar a los niños y a los jóvenes a descubrir la maravilla de ser personas. La persona es un don de Dios 

para la creación y para la humanidad entera. Don para la persona y para que la persona sea don para los otros es la sexualidad con la que nacemos"
El arzobispo salteño hizo referencia a la santidad en el ejemplo del beato papa Pablo VI, de monseñor Oscar Arnulfo Romero y de la Madre Nazaria, cuyas vidas “nos animan como fuerza y propuesta de vida para todos nosotros ". Al concluir la homilía invitó a la propuesta de "servir... como el Señor, como la Virgen. Hasta dar la vida"

Fuente: AICA

Dejá tu comentario