Víctimas de abusos en Chile esperan que el Papa transforme las palabras de perdón en acción

Sociedad Jueves 3 de Mayo de 2018

0_chile-victimas.jpg
Juan Carlos Cruz, James Hamilton Sánchez, José Andrés Murillo

El encuentro con la prensa después de haber pasado casi una semana en la Residencia de Santa Marta, en el Vaticano, compartiendo con el papa Francisco. Graves acusaciones a la Jerarquía de Chile por el Papa.

rante casi 10 años hemos sido tratados como enemigos porque luchamos contra del abuso sexual y el encubrimiento en la Iglesia”, declararon hoy las víctimas de abusos cometidos por el clero en Chile y recibidas este fin de semana por el Papa Francisco en casa Santa Marta en el Vaticano. 

“El Papa nos pidió formalmente perdón a nombre propio y a nombre de la Iglesia Universal. Reconocemos y agradecemos este gesto y la enorme hospitalidad y generosidad de estos días”,comentaron en un comunicado común, Juan Carlos Cruz, James Hamilton Sánchez, José Andrés Murillo este 2 de mayo de 2018 en la Sede de la Oficina de Prensa Extranjera en Roma, Italia. 

“Estos días conocimos un rostro amigable de la Iglesia, totalmente diferente al que conocimos antes”, manifestaron, además de su agradecimiento por la labor de investigación cumplida en febrero por el obispo maltés, Charles J. Scicluna y el sacerdote Jordi Bertomeu Farnós oficial de la Congregación para la Doctrina de la Fe. 

“Esperamos que el Papa transforme en acciones ejemplares y ejemplificadoras sus cariñosas palabras de perdón. De no ser así, todo será letra muerta”, sentenciaron al final. 

En su exposición se remarcaron los aspectos novedosos y positivos del encuentro tenido con el Papa del 27 al 30 de abril de 2018 en el Vaticano. El Pontífice dedicó un día para cada víctima y al final los encontró en grupo. 

“El Papa se mostró muy receptivo, atento y empático durante las intensas y largas horas de conversación. Esto fue muy significativo y de ahí nació la idea de generar sugerencias, que nos comprometimos a enviarle durante los próximos días y seguir trabajando en el tema”. 

Juan Carlos Cruz confirmó que el Papa va a pensar y rezar para tomar una decisión a corto y largo plazo.

El Papa no mintió y estaba mal informado, confirmó Cruz. Además, sostuvo que en contraste la Iglesia de Chile no sabe pedir perdón. 

El balance de las víctimas es positivo al sentirse escuchados y acogidos por el Obispo de Roma por cerca de 9 horas. Ellos le explicaron todas sus razones para sentirse víctimas  de los abusos (poder, conciencia y sexuales) de Fernándo Karadima, el ex párroco de la influyente Iglesia ‘El Bosque’ en Santiago de Chile, condenado de por vida en 2011 por sus graves delitos contra el magisterio sacerdotal y la moral cristiana.

Sobre el encubrimiento del obispo Juan Barros, por su parte Cruz dijo haber contado al Papa de la presencia física del obispo de Osorno y de otros obispos chilenos durante los atropellos que sufrió por parte de Karadima. 

Cruz refirió al Papa que también fueron testigos de los abusos que recibió, los obispos chilenos: Horacio Valenzuela, Obispo de Tala, Tomislav Koljatic, Obispo de Linares, y el  obispo Andrés Arteaga.  

James Hamilton Sánchez fue aún más duro y pidió públicamente al gobierno de Chile que redacte una ley para que no prescriban los casos de abusos contra menores en Chile.   “Si por nosotros fuera estarían en la cárcel el cardenal (Ricardo ) Ezzati, y el cardenal (emérito Francisco Javier) Errázuriz, él recibió una carta en 2002” con las denuncias, señaló. 

Cruz confirmó que el Papa desconocía los hechos. “Hablé tres horas con el Papa… mi conclusión es que el Papa de verdad estaba mal informado. Nunca le pregunté de la carta (enviada por las víctimas a través del cardenal Seán Patrick O’Malley). Yo creo que no mintió. El Papa estaba mal informado. Pero me preguntó: ¿Quien informa mal al Papa? Hable cosas muy francas y honestas. En mi carta menciono que Barros si veía cuando nos abusaban”. 

Con relación a la prevención de los abusos, Hamilton indicó que Jesús nació en una pesebrera sujeto a la ley civil de su tiempo: “Muere según la condena a muerte de la ley de ese tiempo”. Pidió al Pontífice sacerdotes juzgados por la ley civil. “Queremos una Iglesia que vuelva a ser casa de la Justicia y prevenga los incendios y no haga la labor del bombero para apagarlos”. 

Por su parte, Andrés Murillo Urrutia habló al Papa de las víctimas y pidió que no le tiemble la mano a la hora de corregir los errores del pasado y condenar a los culpables del clero. En especial, señaló “la postergación y el abuso de poder” en los casos de abusos. Enfatizó el rol de la mujer y de toda la comunidad en la prevención. Y advirtió que los obispos están haciendo un lobby tremendo para salvarse de la mano (justicia) del Papa.

Juan Carlos Cruz informó al Papa sobre el intercambio epistolar entre el cardenal Ezzati, y el cardenal (emérito) Errázuriz donde – sostuvo – ellos lo definían a él (Cruz) como a una “serpiente”. Igualmente, refirió que altos prelados de la Iglesia no lo querían como miembro-víctima en la Comisión Pontificia para la Protección de los Menores instituida por Francisco en 2014.

José Andrés Murillo Urrutia afirmó que ésta visita al Vaticano no fue un triunfo por el desgaste y lo mucho que hay que hacer todavía por las demás víctimas de abusos del clero en Chile y en el mundo.

“A pesar de toda la generosidad del Papa y de la acogida del sacerdote (Jordi) Bertomeu …agradezco la hospitalidad, pero este proceso ha sido agotador. Este viaje no ha sido un triunfo, un momento de gozo o de reparación. No quiero ser una víctima… Trabajo con víctimas, niños y jóvenes abusados, y durante el viaje he pensado en ellos y a nombre de ellos estoy aquí”, concluyó Murillo.

En la conferencia de prensa en Roma, las víctimas no quisieron dirigir palabras a Fernando Karadima, pero manifestaron que juntos como comunidad están trabajando para perseguir a otros pederastas en el clero a fin de evitar asimismo que otros obispos sean encubridores y que, en consecuencia, dañen a más infantes y jóvenes.

El periodista Cruz advirtió al Papa de que tiene personas “tóxicas” en su entorno y que le “informan a mitad” sobre lo que sucede en Chile y acusó a Ivo Scapolo, actual nuncio apostólico en Chile. Desinformación que – enfatizó – aguó la fiesta del pasado viaje apostólico del Papa al país andino y que incluyó a Perú (15 al 18 de enero de 2018).  

Por eso, Cruz opinó que el Pontífice envió en ‘misión especial’ al obispo maltés, Charles J. Scicluna y el sacerdote Bertomeu Farnós oficial de la Congregación para la Doctrina de la Fe en febrero 2018.

Tras la escucha atenta de las tres víctimas (Cruz, Hamilton y Murillo) y haber recibido los 2300 folios y 64 testimonios recolectados entre New York y Santiago de Chile, el Papa tendrá un gran trabajo de discernimiento.

Cabe señalar que el Papa espera en el Vaticano del 14 al 17 de mayo de 2018, según informó el cardenal Ezzati, arzobispo de Santiago de Chile, a los 34 obispos chilenos convocado para “reparar en lo posible el escándalo” y “restablecer la justicia”.

Con las conclusiones de la misión de Scicluna/Bertomeu, el Papa indicó en su carta del pasado 11 de abril de 2018 dirigida a los obispos chilenos, que espera realizar una valoración “jurídica, pastoral” para “traducir en hechos concretos” las reflexiones.

Fuente: ALETEIA

Dejá tu comentario