23:14 Hs I Martes 22 de Agosto de 2017
Login
Contacto El Periódico Inicio

 

Justicia / Domingo 2 de Junio de 2013

DESTITUCIÓN A DOS JUECES DE FAMILIA

COMPARTIR ESTA NOTA
0_ninostristes1web.jpg

Niños

En el año 2008, un Juez de Menores les quitó a los progenitores, la tenencia de sus tres hijos, por haber comprobado que los sometías a abusos y violencias muy graves, y ordenando la internación en un establecimiento público, del que fueron rescatados por una tía a quien se le otorgó la guarda provisoria. Hoy, pasan hambre y necesidades, ante la negligencia grave de las jueces de familia Ossola de Ambroggio y Parrello de Moreno.

(Córdoba, Junio de 2013 - Redacción) En la Ley de Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios judiciales de Córdoba, se encuentra contemplada la “Negligencia Grave”, como causal de destitución de los jueces.

Durante el año 2012, se solicitó a la Juez Parrello de Moreno -5ta. Nominación- (en la causa ‘Santiago c/ Santiago’, una ampliación de la cuota alimentaria de los niños F.F., M.R.F. y F.F., en razón que la que estaban recibiendo de sus padres hasta ese momento ($1500 por lo tres), no era suficiente para sostenerlos mínimamente en sus necesidades alimentarias más básicas, sin contar otras igualmente importante para el crecimiento y contención de los menores.

Por algunas motivaciones que no se entienden -posiblemente políticas-, intempestivamente la magistrado desechó la demanda y, a pesar de intentarse la revisión de tan arbitraria decisión, no hubo forma hasta el presente de lograr algún gesto de misericordia de esta Juez, ante la desesperante situación de los chicos.

Otro intento

Frustrada esa posibilidad, con los mismos argumentos de necesidad y urgencia ante la caótica situación de los niños, se entabló nueva demanda (pagando nuevamente los importes para iniciar el juicio), ante un nuevo Juez que, en este caso, resultó Ossola de Ambroggio (Tercera Nominación). El expediente quedó caratulado como “Santiago, Silvia c/ Fernández, Gustabo (sic) y Santiago, Stella Maris - Alimentos”

Se solicitó una ‘medida cautelar urgente’ consistente en el embargo del sueldo de ambos progenitores, docentes con cargos directivos en localidades del interior. ¡En el mes de febrero de este año!

Hasta el momento de publicarse esta nota, esa cautelar no ha sido resuelta y los niños siguen pasando necesidades, ante la pasividad de la justicia de familia.

Por el contrario, el tribunal ha puesto una serie de trabas procesales para no expedirse sobre la cuestión, incluyendo el pedido del pago de la Tasa de Justicia, que por ley no debe pagarse en el caso de reclamarse alimentos.

Los pedidos de jury

El viernes 31 de mayo, se presentaron sendos pedidos de destitución en contra de las jueces Pamela Ossola de Ambroggio y Mónica Parrello de Moreno por varias causales, entre ellas la de “Negligencia grave” pues, habiéndose puesto en conocimiento de ellas, la necesidad urgente de los niños, ninguna medida paliativa han tomado. En nada les interesó cumplir con la prioritaria atención del ‘interés superior del niño’ ni brindarles protección jurídica a los demandantes (Ley 26.061).

Además, para ambas magistradas, se solicitó también la destitución por la ‘posible’ comisión de los delitos de “Omisión de los Deberes del Funcionario Público” y “Prevaricato”.

Les toca ahora expedirse al Jurado de Enjuiciamiento, para cuyos integrantes también rige la Ley 26061, en la que se dispone expresamente que “…Los derechos aquí reconocidos está asegurados por su máxima exigibilidad y sustentados en el principio del interés superior del niño. La omisión en la observancia de los deberes que por la presente corresponden a los órganos gubernamentales del Estado, habilita a todo ciudadano a interponer las acciones administrativas y judiciales a fin de restaurar el ejercicio y goce de tales derechos, a través de medidas expeditas y eficaces…” (art. 1º)

Reflexión

El primordial ‘interés superior del niño’ es que los progenitores, sean quienes sean, les presten los alimentos necesarios para su subsistencia mínimamente digna.

Los jueces de familia tienen la tendencia a no reparar en los niños, a quienes consideran ‘transparentes’ en las cuestiones judiciales. Se equivocan y no cumplen con la obligación primera de todo magistrado: Cuidar y proteger al futuro de la sociedad. Esa misma sociedad que les paga muy buenos sueldos, para que dicten resoluciones sabias y que solucionen el problema de la gente, especialmente de los niños.

En este caso, además, siendo tan evidente el abuso y la violencia a la que han sido sometido los niños, debieran tener un poco de conmiseración simplemente humana y ocuparse rápidamente en protegerlos de la continua agresión a los que son sometidos por sus mismos progenitores. De allí la grave negligencia.

Parece que a estas jueces, no les ha hecho mella el reclamo de millones de personas el 8N. No les interesa. Están demasiado involucradas en la ‘ideología de género’, como para andar reconociendo derechos y garantías de los más necesitados.

Fuente: Propia

Comentarios

Respuesta enivada el Lunes 3 de Junio de 2013

Gracias por tu comentario. Lo compartimos plenamente y sentimos una gran tristeza por lo que está pasando.

Respuesta enivada el Lunes 3 de Junio de 2013

Lamentablemente no tenemos esa información. De todas maneras, el texto que transcribes, tiene -desde nuestro modesto entender- algunos errores: 1) En el delito de impedimento de contacto, la víctima es el NIÑO. 2) El 'sistema penal' no puede evitar intervenir, por cuanto la ACCIÓN PENAL en contra de los supuestos delincuentes (en este caso la madre), es PÚBLICA E IRRETROACTABLE, es decir, no depende de 'otras' acciones ni puede ser resuelto 'por otras vías' distintas al PROCEDIMIENTO PENAL.

Respuesta enivada el Lunes 3 de Junio de 2013

Excelente tu comentario. Gracias. Si no hemos hecho ese plantyeo al Ministerio de Educación, es justamente por que no queremos perjudicar a la tía y ante los niños, que ya han sufrido bastante. Pero estamos a punto de hacerlo, pues hay -como dices- cientos de niños en peligro. Para las juezas denunciadas (y en general para todo el Poder Judicial) los niños y sus derechos humanos son verdaderamente 'transparentes'. Por eso no nos cansaremos de bregar por la aplicación de la 26.061 y los pactos internacionales.

Respuesta enivada el Lunes 3 de Junio de 2013

Muy acertado tu comentario. Lo vivimos en la profesión muy duramente. Por eso, además de la destitución que publicamos, debemos seguir luchando por una Justicia Independiente de esta 'cultura de la muerte'.

Dejanos tu Comentario

 
Nombre y Apellido: *
 
E-mail: *
 
Comentario: *
 
(*) Campos Obligatorios