El obispado de Río Cuarto aclaró sobre las publicaciones en el diario Puntal

Provinciales Martes 6 de Noviembre de 2018

9_monse-or-uriondo.jpg
Monseñor Adolfo Uriona, FDP

Río Cuarto (Córdoba) (AICA): La diócesis de Río Cuarto envió un comunicado aclarando las publicaciones del diario Puntal de Río Cuarto, referidas a las denuncias de un señor de 39 años en contra de algunos sacerdotes de la diócesis. Monseñor Adolfo Uriona FDP, obispo de Río Cuarto, aseguró que “le consta fehacientemente”, que el obispo de entonces, monseñor Eduardo Martín, actuó en consecuencia.

Monseñor Adolfo Uriona FDP, obispo de Río Cuarto, envío un comunicado a la comunidad diocesana a fin de aclarar las publicaciones del domingo 4 y lunes 5 de noviembre en el diario Puntal de Río Cuarto, referidas a las denuncias por parte de un señor de 39 años en contra de algunos sacerdotes de la diócesis. 

“Quisiera aportar aquí algunos puntos a fin de arrojar luz, invitar a la reflexión sin dramatismos y, sobre todo, evitar daños personales, para salvaguardar la dignidad propia de cada persona”, indicó el obispo, al tiempo que reconoció estar al tanto de las denunciar producidas en febrero 2013. 

Monseñor Uriona aseguró que “le consta fehacientemente”, que el obispo de entonces, monseñor Eduardo Martín, “movilizó de inmediato los mecanismos de investigación canónica. Se entrevistó, junto con el vicario judicial de Córdoba y dos notarios a Mauricio Ruybal, quien en se momento tenía 34 años. Al final de la entrevista se le presentó el acta de lo conversado y el joven se negó a firmarla. Parece que a nivel civil también se presentó la denuncia y fue desestimada”, explicó. 

Luego aclaró su “incondicional disposición” para colaborar con la Justicia, “en los tiempos y circunstancias que sea, priorizando el respeto por la privacidad de las personas y en pos de la verdad, con la seguridad de que es ella la que nos hace libres”. 

Al concluir, manifestó: “No olvidemos nunca de actuar con la delicadeza y el respeto que toda persona exige por el sólo hecho de ser hijo de Dios”. + 

Fuente: AICA

Dejá tu comentario