VIOLENCIA EN CÓRDOBA: ATAQUE EXPLOSIVO

Provinciales Miércoles 12 de Junio de 2019

16_santiagospidalieri.jpg
Santiago Spdalieri

Que un 'no molestes'”. Así resumió el gerente de la empresa de medicina laboral Cimelco el ataque explosivo que denunció en la puerta de su empresa ubicada en barrio Alberdi. Antonio Aurelio Salomón vinculó el hecho con una posible venganza por una denuncia penal que presentó contra un empresario por presunta estafa millonaria.

Salomón señaló que cerca de las 3 de este miércoles escuchó una detonación en la vereda de Cimelco, una firma familiar de medicina laboral, ubicada en calle 9 de Julio 1037, a pocos metros del colegio Pío Décimo, de esta Capital. 

Daños, sin heridos

El hombre, su esposa embarazada y sus dos hijos de tres y siete años, estaban durmiendo cuando se produjo el estallido del artefacto en la vereda. Partió una parte del cordón, voló una baldosa y dejó un hoyo de unos 15 centímetros de profundidad.

Las esquirlas también rompieron la puerta de vidrio de ingreso a un predio de departamentos ubicado al lado de la firma. Hizo saltar parte de la pintura y del mármol con que está recubierta la compañía. Sin embargo, el hombre y su familia no resultaron heridos porque la casa que ocupan está situada en la parte posterior de Cimelco. 

La Policía investiga qué tipo de artefacto daño el lugar, si se trató de una granada o de un artefacto de elaboración casera.

El fiscal que interviene en el caso, Guillermo González, investiga las pistas para determinar quién colocó el explosivo. En el sector hay cámaras, por lo que resta que se revisen para aportar más detalles a la causa. No obstante, se mostró cauto sobre el posible autor del hecho.   

Salomón, que ya declaró ante la Policía y presentará una denuncia por el hecho, vinculó directamente el ataque con una denuncia penal que su madre presentó contra un empresario de la noche por supuesta estafa.

Trascendió de su entorno que el hombre denunciado sería Santiago Spidalieri, dueño de un boliche y empresario de la noche cordobesa que es hermano de Roque Spidalieri, subsecretario de Financiamiento del Ministerio de Finanzas de la Provincia. Ese apellido surgió también en enero pasado durante otro ataque contra una vivienda con un artefacto explosivo en barrio Jardín. (Foto)

"A las 3 se escucha una explosión. Estamos al fondo. Había un hueco en la vereda. Entiendo por una serie de conflictos que he tenido con un empresario que adeuda dinero, a mí también. La semana pasada se hizo una denuncia penal hacia esta persona en una sede judicial", dijo Salomón a La Voz y otros medios presentes.

Según su versión, él y el empresario realizaron negocios en conjunto de venta y compra de vehículos. “Yo le compraba los autos. No era una sociedad, sino estábamos asociados”, indicó. Esa asociación comercial informal funcionó durante cerca de seis meses, desde febrero de 2018. 

Las operaciones incluían la liberación de cheques que, en ocasiones, Salomón entregaba en blanco o con los montos consignados que luego el empresario (presuntamente prófugo desde hace un tiempo) no cubrió y que recayeron sobre la responsabilidad del titular de Cimelco.

“Me pide cheques prestados para hacer negocios. Pensé que estaba bien. Me decía 500, 600 mil en cheques. Pero no me los cubrió. Me llamaban del banco y me decían ‘¿Y, cuándo los vas a cubrir?’”, señaló.  

Posteriormente, se decidió “refinanciar la deuda” que caía sobre Salomón con cheques de su madre, hasta que la semana pasada la mujer denunció penalmente al empresario por presunta estafa.

Salomón estimó la supuesta defraudación en ocho millones de pesos, aunque señaló que habría varias personas damnificadas más, por lo que, calculó, que la presunta maniobra total llegaría a los 100 millones de pesos

La madre de Salomón también libró cheques y, de acuerdo con el gerente de la empresa laboral, la estafa que denunciaron llega a ocho millones de pesos. Por estas horas, solicitó a la Policía que permanezca la custodia en la puerta de su casa.

NOTA VINCULADA: https://www.lavoz.com.ar/sucesos/un-atentado-equivocado-que-abrio-una-caja-de-pandora

Fuente: LA VOZ DIGITAL

Dejá tu comentario